Equipo Fiiish y dentex en Almería

 

Aprovechando las vacaciones estivales, este año he pasado unos días junto a mi mujer en Almería. Además de disfrutar del maravilloso Cabo de Gata la intención era conocer a parte del equipo Fiiish y poder pescar en esas aguas tan ricas. Una idea estaba fija en mi cabeza, pescar mi primer dentón… ¡Y lo conseguí!


Encuentro con el equipo Fiiish
Los hermanos…

Equipo Fiiish y dentex en Almería

Aprovechando las vacaciones estivales, este año he pasado unos días junto a mi mujer en Almería. Además de disfrutar del maravilloso Cabo de Gata la intención era conocer a parte del equipo Fiiish y poder pescar en esas aguas tan ricas. Una idea estaba fija en mi cabeza, pescar mi primer dentón… ¡Y lo conseguí!

Encuentro con el equipo Fiiish

Los hermanos Ramón y Toni Cañadas de El Pez Rosa,  Sergio Nieto y José Hidalgo del equipo El Pez Rosa- FIIISH iban a ser nuestros anfitriones. Además, Aitor Padilla también tenía unos días libres y decidió pegarse el viaje desde Barcelona para pescar 4 días con nosotros, y Adrián Moisés, colaborador de El Pez Rosa-Fiiish se bajó un día de Cartagena para pescar y conocernos. En total nos juntamos siete locos por la pesca.

La pesca

En principio las expectativas no eran demasiado altas; la luna llena hacía preveer una baja actividad de los peces y las averías mecánicas de última hora y los fuertes viento de poniente limitaban mucho las posibilades de salir al mar embarcados. De todas formas ibamos a por todas y si bien los peces grandes mostraban una actividad muy escasa y solamente en las primeras horas de luz, la pesca ligera con Black Minnows 70 y 90 y las nuevas Crazy Sand Eel 100 nos hicieron divertirnos con infinidad de picadas de multitud de especies diferentes.

Bailas, pargos, sargos, herreras, vacas, serranos, gobios, meros, ballestas, abadejos, jureles y alguno más que se me olvida se abalanzaban sobre nuestros pequeños vinilos, una pesca muy muy divertida.

Menos en las zonas de rompientes donde reinaban las bailas que tragan los vinilos sin problemas, en el resto es imprescindible el uso de un anzuelo trasero en la cola de nuestros pequeños BMs y Crazys cuando las hordas de chupacolas se abalanzan sobre ellos. Si teneis dudas sobre cómo montarlos, podéis consultar aquí:

Uso de assist de cola con señuelos de vinilo >>

¡DENTEX!

A la hora de buscar a los dentones, tanto desde orilla como desde embarcación, los tamaños usados ya son más serios, buscamos pez grande, luego hay que ofrecerle algo en consonancia. Black Minnows en tamaños 160 y 200 y Crazy Sand Eels en 150 y 220 montados con cabezas de 30 a 90 gramos en función  de la profundidad y la deriva fueron los elegidos. En este tipo de pesca es muy importante controlar el señuelo en todo momento, especialmente en las bajadas, ya que es cuando se producen muchas picadas y si no estamos atentos podemos perderlas, y en lugar de un precioso pez nos vamos a encontrar un vinilo masticado al otro lado de la línea.

Y así es como logré capturar mi primer dentón. En la tercera deriva, sobre un pecio a 40 metros de profundidad, algo paró mi Black Minnow 160 color rose (atención a este color, imprescindible con peces de roca) montado en una cabeza offshore de 60 gramos antes de llegar al fondo. Cierro pick up, tenso línea, noto pez y clavadón. Bombeo rapidamente para alejar al pez del fondo y tras una corta pero intensa pelea pronto tengo en mis manos este bonito dentón.

No es enorme pero da igual, es el primero y la satisfacción no podía ser mayor, pronto llegará su primo XL.

Durante estos días hubo más picadas de peces buenos pero ninguna más llegó a buen término… en fin, así es la pesca. Lo que si que me quedó claro es la riqueza de esas aguas, con multitud de especies depredadoras, y a todas ellas les encantan los vinilos Fiiish. No sé si más tarde o más temprano pero seguro que volveré a Almería, a reencontrarme con sus peces y su buena gente. Un saludo muy fuerte a todos.

Antes de terminar quiero hacer mención especial a José Hidalgo y a su familia por su dedicación y extraordinaria hospitalidad al acogernos como a uno más. Conoce la costa almeriense como la palma de su mano y en todo momento sabe a dónde ir en función del estado del mar, el viento reinante y las especies a buscar. ¡Gracias de nuevo José!