Pesca en lagos de alta montaña con Black Minnow

La temporada de pesca de alta montaña tiene una duración muy corta, sólo se puede pescar unos pocos meses al año que coinciden con los de más calor. El resto del año además de estar vedados son impracticables al estar helados y cubiertos de nieve, hablamos de lagos en muchos casos por encima de 2000 metros de altitud sobre el…

Pesca en lagos de alta montaña con Black Minnow

La temporada de pesca de alta montaña tiene una duración muy corta, sólo se puede pescar unos pocos meses al año que coinciden con los de más calor. El resto del año además de estar vedados son impracticables al estar helados y cubiertos de nieve, hablamos de lagos en muchos casos por encima de 2000 metros de altitud sobre el mar. En algunos de estos lagos habitan truchas y salvelinos con las libreas más espectaculares que existen, en agua totalmente cristalina y entre paisajes impresionantes.

Aprovechando que estamos en temporada cargo mis Black Minnow en la mochila y a subir la montaña, me esperan unas 3 horas de subida hasta llegar al lago.

Video ilustrativo con truchas pescadas durante las pruebas y comportamiento del Black Minnow bajo el agua:

En los lagos habitan truchas de buen tamaño aunque recelosas, su alimentación se basa en pequeños insectos, alevines o peces pasto en los lagos donde ha sido introducido.

Normalmente son pescadas con mosca, peces artificiales rígidos y cucharillas. La eficacia de estos señuelos es limitada sobre todo con las grandes truchas de cierta edad que han sabido esquivarlos en años anteriores ya que lamentablemente el captura y suelta lo practicamos pocos en estos escenarios.

En estas aguas totalmente cristalinas el Black Minnow nos ofrece varias ventajas:

-Es un señuelo novedoso que no son capaces de identificar.

-Imita de forma muy natural tanto en tamaño como en natación al pez pasto que habita estas zonas y normalmente no sobrepasa los 9 centímetros.

-Nos permite usar técnicas de movimiento novedosas que si ven en los peces pasto pero no es posible imitar con cucharilla o pez artificial. Me refiero a tirones intermitentes y erráticos, recogida en dientes de sierra, detener el señuelo y simular pequeños espasmos, etc. todos estos movimientos pueden desencadenar la picada frente a la recogida continua de la cucharilla o el movimiento del pez artificial limitado a la acción para la que esté diseñado.

El tamaño más apropiado en estos escenarios es el Black Minnow de 7 centímetros pero si sabemos de la existencia de grandes truchas también podemos usar el tamaño de 9 centímetros para ir a buscar a las XXL.

En cuanto a los colores, en aguas tan cristalinas tenemos que tender siempre a los colores naturales, los más eficaces el kaki y el rosa siendo el primero muy eficaz para emitir reflejos en recogida errática y este último en aguas donde dispongan de piscardos como alimento ya que se asemeja mucho a su color.

La cabeza más recomendable para lagos con profundidad es la Off Shore de 6 gramos ya que nos permitirá lanzar más lejos y profundizar un poco más. La cabeza Shore de 3 gramos será muy útil en amanecer y atardecer si observamos que están comiendo arriba aunque para disfrutar de estos momentos mágicos tendremos que acampar en la zona.

La técnica que mejor funciona en general es lanzar lejos, dejarlo bajar un poco e ir recogiendo a tironcillos cortos, secos y rápidos para que el señuelo emita reflejos y atraiga a las truchas que estén cazando simulando ser un pez herido.

En las entradas de agua es muy eficaz lanzar dentro de la espuma y dejarlo salir manteniendo la tensión, son zonas muy buenas para la pesca ya que  las truchas están esperando que entre comida y no dudarán en atacarlo en cuanto lo vean.

Si detectamos actividad en superficie o cerca de la orilla será el momento de la cabeza Shore, recogiendo rápido por arriba si están alejadas de la orilla o lanzando más allá del pez y pasearlo por la zona donde hemos visto actividad esperando que la trucha siga con hambre.

Como conclusión comentar que el Black Minnow se ha convertido en uno de mis señuelos favoritos para estas escapadas, muy por encima de los tradicionales como la cucharilla o el pez artificial a los que les di su tiempo consiguiendo picadas de truchas jóvenes de apenas 20 centímetros únicamente.

Su novedad en estos escenarios en los que normalmente se pesca  con señuelos tradicionales y la naturalidad en movimiento y reflejos lo hacen infalible en estas aguas cristalinas con ejemplares mayores y más prudentes.

Bueno, es hora de ir andando para bajar antes de que anochezca.

Un saludo y hasta la próxima. Captura y suelta.

Nota: Mucha atención a la normativa, según la zona solo se puede pescar en alta montaña con un solo anzuelo sin arponcillo. No olvidéis limar la muerte o aplastarla con unos alicates antes de subir a pescar.